viernes, 2 de marzo de 2007

La campaña

Entre ayer y hoy Olé dejó notar que está haciendo bandera para que Juan Román Riquelme sea convocado por Alfio Basile. En verdad el que ya lo convocó fue el mismo pasquín, que con apenas haber visto 180 minutos de Riquelme (todo comenzó antes del partido frente a Cienciano) en Boca, quedaron fascinados y se lanzaron a postularlo. Olé paso a ser la voz de Riquelme, quien todavía no se rectificó de lo que dijo aquel día en comunicación con el noticiero en el que trabaja su amigo Gendler. Entonces, públicamente JR sigue preocupado porque la salud de su madre puede alterarse aunque Olé ya dijo "su mamá dejó de ser un problema" y agregó que Romy no quiere llamarlo al Coco para que no quede como que se autopostula. Por eso al día siguiente ya publicaron que ese llamado no es necesario, que el DT lo va a convocar. Y listo, misión cumplida dirán en la redacción que maneja Farinella. Todo disfrazado con el clima de información secreta. Sólo falta que Riquelme en los próximos días le de una exclusiva de 4 páginas a Olé como agradecimiento.

3 comentarios:

agustín dijo...

Supongamos que lo convocan para la "famosa" selección local, de todas maneras, Argentina no disputará encuentros hasta junio, época de finalización de la temporadas Europeas. Luego de estos 4 meses en Boca, retorna allá (pues no le queda otra) y vuelve a renunciar a la selección porque "no puede contener a su mami desde tan lejos". Si regresa a la albiceleste, será mejor que Riquelme exponga argumentos serios...

Anónimo dijo...

Alhorno, ya nos dimos cuenta que te disguste Riquelme. Igualmente te banco en que es una campaña de ole.

America dijo...

No sólo de Olé, señor, basta escuchar a la pobrecito de Juan Yankilevich y a su amiguito Raúl Taquini, que, por las pantallas e ESPN, se encargan de "lustrársela" al inocente de JR. En los dos ùltimos partidos de la liga de España, donde casualmente han transmitido partidos del Submarino, se han desecho en elogios para "Mr. Freeze". He visto periodìstas obsecuentes, pero como esos dos, nunca.

Saludos. Muy entretenido su blog.