jueves, 14 de diciembre de 2006

Un gran Campeón

Felicitaciones Estudiantes. Felicitaciones Cholo. Felicitaciones Pavone. Felicitaciones Verón. El pincha es un enorme campeón, de los mejores de los últimos años en el fútbol argentino. Un campeón que como ningún otro, le tocó jugar una final y la ganó sin discusión. Con más garra que fútbol y hasta habiendo regalado un tiempo, es cierto, pero con las agallas y el hambre para ir a buscar el partido en el momento justo, cuando se dio cuenta de que su rival ya no estaba en cancha. Eso ocurrió tras la salida del que era la figura del equipo de La Volpe: Guillermo. El cambio de Calvo por el Mellizo, algunos dirán que era necesario por el ingreso de Leandro Benítez, y que al ya no estar el expulsado Ledesma, Boca necesitaba alguien para cubrir el sector derecho en mitad de cancha. Verdad sí, pero ¿era Barros Schelotto el que tenía que salir? Ahora con el resultado puesto es fácil escribir y hablar, sin embargo no caben dudas de que a partir de ahí, todo cambió. Estudiantes se encontró con un rival sin ánimo pese al título que conseguía. Boca desapareció de la cancha, estuvo partido, sin ideas, sin contención en el medio, con Gago en Madrid, con Palacio muy bien marcado y con Palermo lamentándose por el gol convertido al club de sus amores.
Estudiantes captó el mensaje y actuó como lo hizo en Rosario cuando perdía ante Newell's; como en La Paternal cuando se le escapaba el partido; como en La Plata cuando no podía superar a Arsenal. Sosa, de tiro libre, Pavone con una corajeada (y con ayuda del incendiado Cahais) le dieron la victoria al equipo de un hombre que fue a La Plata a triunfar y lo logró en apenas 6 meses. Simeone es la gran figura de un histórico gran campeón. ¡Salud Cholo!

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Racing te querés matar!!!!!!!!! cuanto te va a costar traerlo de nuevo, no te alcanza ni para pagarle a Cabral

pablo dijo...

Pero además, bienvenido el campeonato de Estudiantes para todos los que creen que el fútbol se define en los escritorios. Sin comer vidrio, la teoría del complot eterno me tenía las bolas por el piso. Por fin, una vez, ganó la pelota.

Anónimo dijo...

Me parece desacertado decir que Palermo se lamentó por el gol que hizo. Tendrían que haber marcado cuando Verón le pedía que fuera para atrás lo que demuestra qué clase de persona es. Antes se quejaba por el partido que Boca le ganó a Gimnasia y encima se lo levanta como estandarte. Que pobre.
Palermo fue uno de los pocos que dejó todo en el campo de juego junto a Guillermo, por supuesto.
Por otra parte ¿Qué hizo Verón? Ni los pases cortos acertó ayer. Y lo quieren postular para la selección ¿Cuánto reparte?
No creo que Gago haya tenido la cabeza en Madrid. Desde que llegó La Volpe nunca pudo mostrar su verdadero nivel futbolístico. Ese que lo hizo tan grande siendo tan chico. Y no sólo perdió el juego sino también la belleza y eficacia en el corte del circuito ofensivo del rival.
Con respecto a la salida de Guillermo, por supuesto que se debe decir que fue otro error del ex técnico de Boca. Los hechos están para ser analizados y los que dicen que hay que hablar antes es porque quieren tirar abajo la capacidad de análisis de las personas que no tuvieron la posibilidad de formar parte activa del fútbol.
Lo que sí hay que decir es que Simeone le ganó por goleada a La Volpe en el entretiempo.
Ariel O.

alhorno dijo...

A nuestro habitual visitante Ariel O.
Se ve que esta vez no coincidimos.
Lo de Gago igualmente no nos quedan dudas. Lo de Verón ya lo señalamos remarcando de dónde aprendió esas cosas.