jueves, 14 de diciembre de 2006

Fenómeno

Los últimos años de Diego Simeone como jugador, para quien esto escribe, no despertaron admiración. Por el contrario. Sin embargo el Cholo en su corta carrera como DT recuperó el encanto que había producido, por ejemplo, cuando vestía la camiseta 14 al lado de Redondo y Maradona.
Acostumbrado a ser campeón en los lugares que más necesitaban una vuelta olímpica, Simeone repitió en La Plata tras vivir un año increíble, de película.
El que mejor cuenta esta historia es Juan Pablo Varsky quien hace unas semanas la publicó en La Nación y hoy acertadamente la versión online la reeditó.

2 comentarios:

ElTeta dijo...

A ver si alguien consigue una imagen de los afiches del tricampeonato.

Anónimo dijo...

gracias pincha por perjudicar económicamente el campeonato